Orto-K

¿Qué es la ortoqueratología nocturna u Orto-K?

Es un procedimiento clínico para reducir la miopía basado en la adaptación de lentes de contacto de diseño especial que producen un moldeo corneal mientras se duerme, y permite una visión nítida durante el día.

Las lentes de Orto-k son fabricadas con un material muy permeable al oxígeno, por lo que su uso es totalmente seguro y recomendable para usarlas durante toda la noche.


¿Para quién está indicada la Orto-k?

La ortoqueratología ofrece la posibilidad de obtener una buena visión sin necesidad de utilizar gafas ni lentes de contacto durante el día, utilizando las lentes únicamente durante la noche mientras se duerme.

Este tratamiento es un sistema ideal para personas que practiquen actividades o deportes incompatibles con el uso de gafas o lentes de contacto, personas con motivos profesionales a los que se exige una buena visión sin corrección óptica o pacientes que no quieren o que son excluidos en la cirugía láser de miopía.

Una de las principales ventajas para la elección de la ortoqueratología es el posible control de la miopía en niños, ya que hay estudios científicos a nivel mundial que lo avalan como primera opción para el control de la miopía.

En cualquier caso, a los candidatos a esta técnica debe efectuarse un estudio previo personalizado, descartando cualquier posible contraindicación ocular.


¿Qué riesgos presenta?

Es una técnica segura y reversible. Fue aprobada por la FDA (Sanidad de EEUU) en el año 2002. La Orto-k no presenta mayores riesgos de complicaciones oculares que una adaptación de lentes de contacto de uso prolongado. En cualquier caso, debe efectuarse un seguimiento de cada caso por el Optico-Optometrista especializado en ortoqueratología nocturna.


¿Qué ventajas tiene respecto a la cirugía láser de la miopía?

La Orto-k es una opción de tratamiento óptico de la miopía, especialmente en aquellos casos cuando la cirugía láser está desaconsejada.

La cirugía no se aconseja aplicarla en niños, y en jóvenes con miopía evolutiva. En estos casos, la Orto-k se puede aplicar cuando su miopía aumenta de forma progresiva, siendo eficaz para controlar su evolución. Se puede ajustar a los cambios de graduación si aparecen.

El procedimiento es totalmente reversible gracias a que la estructura corneal es flexible, plástica y moldeable de manera que al interrumpir el uso de las lentes, los cambios que se habían producido volverán a su estado inicial.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies